martes, 20 de enero de 2015

21 días comiendo pavo.

Como no es lo mismo contarlo que vivirlo, vamos a pasar 21 días comiendo pavo... 

No, no es cierto, siento decir que el pavo no ha sobrevivido a la semana...
Contextualizo, la cosa es que a raiz de los propósitos de 2015 y animada por la Guía para sobrevivir dignamente por poco dinero en Granada, nos vimos empujados por una fuerza de origen aún desconocido a inventar cómo comer bien, variado y a la vez barato y con poquito esfuerzo (Para mi poco esfuerzo quiere decir, no tener que pensar qué vamos a comer y no tener mucho qué fregar).

Y se nos ocurrió vivir de retos alimenticios, el primer reto del año ha sido alimentarnos de pavo, es una carne blanca, que sienta bien y que si alguno sobrevive a después de la navidad, sale baratico.
Y aqui que llegamos nosotros un sábado a casa con un pavo de 4 kilitos para dos personas y dos gatos. Estábamos hasta nerviosos.

El plan era asarlo y luego ya iríamos inventando qué hacer con él. A mi me recordó a el proyecto de una asiática monísima que decidió ir todo el año con el mismo vestido básico negro, pero jugar con los complementos... Fue, evidentemente, Luque el encargado de inventar un relleno de sobras barato y que estuviera bueno, decidimos que fuera cubano y lo rellenamos de Plátano, tomate seco y pan. Y al horno toda la mañana mientras lo íbamos regando con nuestras babas y una salsa de vino dulce y aceite Supremo.

Pistoletazo de salida, unos 20 € más la luz varias horazas de horno.

El estreno del pavo fue cena, nos pusimos a asarlo cuando ya teníamos hambre, porque somos así de listos y de guapos y tuvimos que inventarnos una comida de emergencia.
Para la cena era evidente que ibamos a comer sencillamente pavo, con platano pasadito por la sarten. He de decir que nuestro amigo quedó super jugoso y con un toque dulcecito muy bueno.


Al día siguiente me levanté yo de aquella manera y pensé que lo que mejor me sentaría sería comer arroz, hizimos pavo con arroz y tomate seco (Siempre coherentes con el relleno del pavo, por si servía de algo). Muy bueno, el tomate seco me parece una cosa tan divertida de ingrediente que me ha dado el puntito a la semana. Os lo recomiendo para... Todo!




Por la noche me vine arriba, me dió cosa que Luque llevara cocinando todo el año y quise ser una buena persona. Y cuando digo que me vine arriba es que me vine muy arriba, hice unos Sandwich estilo jefe, inspirados en una cantina mejicana que hay en Jaén (En málaga, en Barcelona y en DF) que debe ser como la mejor cantina mejicana de la vía láctea y tienen el mejor sandwich ever, su sandwich es en pan de molde y lleva mil cosas, yo lo hice con lo que tenía y salio de morirse: Pavo con una especie de falso guacamole que me salió muy interesante, lo hice con aguacate ♥, tomate, un poco de philadelphia y un poco de mayonesa. Y en mollete, que mola más, pero también lo planché con la sarten. Me colé un poco porque creía que iba a explotar, pero estaba brutal de bueno.
Es muy de gordo, pero... ÑAM señores!


Al día siguiente nos apetecía comer Pavo, por probarlo y tal, asi que nos hicimos una sartencita con pavo, la propia salsa del asado y plátanos. Brutal, dejamos que se tostara un poquito el pavo y habia partes crujientes y yumiyumiyumi...

Por la noche cenamos ensalada con lechuga de roble roja y verde, queso y pavo, ensalada que estaba buenísima pero que no le hice foto porque se ve que tenía hambre...


Y a partir de aquí ya empiezan mis inventos... Al día siguiente (4 día, resucitó) hice una empanada de verduras con pavo, que aun queda un trozo en la nevera... Me salió muy bueno el relleno pero el hojaldre era congelado, por lo que acabamos rebañando con el tenedor por dentro de la empanada :|
He de decir que esa noche y al día siguiente hicimos unas poquitas trampas, comimos sobras de empanadilla, sopitas y bocadillo de pavo. Digo poquitas trampas por que comimos atún, y la sopa no era de pavo, pero era necesario, además quedaba poco ya. 

Y para acabar con lo que quedaba, mi gran creación, el orgullo de mi persona: CROQUETAS.
No había hecho croquetas en mi vida, de hecho, nunca había tocado una croqueta sin congelar ni freir y además tuve que inventar, yo no tomo leche y todas las recetas eran de leche, pero gracias a internet, a novio y a mi fuerza de voluntad hice las mejores croquetas del mundo mundial (Comimos croquetas calientes dos días, y frias dos noches).


Os dejo la receta:
En una sarten a fuego medio ponéis una copita de chato de aceite y tres de harina, vais ligando con una varillas poco a poco, hasta que quede una masa amarilla como de pelotitas (precisión ante todo). Y ahí vais añadiendo un poquito de caldo, y removeis con las varillas hasta que ligue, añadís caldo hasta que ligue, añadís caldo hasta que ligue... Cuando notéis que se os va a caer el brazo o que la textura os gusta (Ni líquida, ni sólida, yo usé casi casi un litro de caldo, me sobró un poquito), echáis el relleno que en mi caso era evidentemente pavo y tomate seco, mezclais y echais sal, yo las probé y me podría haber comido la masa a cucharadas en ese momento y habría manchado menos... Dejáis que se enfrie.
Cuando está frio es el momento de hacer la formita de las croquetas. La cosa es hacer pelotitas, y rebozarlas, primero por huevo y después por pan rallado marichocho, como mi masa estaba liquidita me fui untando entera a mi y a mis alrededores de harina, para no pegarnos. Las metes en la nevera ya rebozadas, para que cojan consistencia y a la horita o asi las freí. BRUTALES, de verdad os lo digo, de corazón, que cuando queráis me pagáis y os hago croquetas.

Y bueno... Ese fue el final de nuestro reto alimenticio. Hoy hemos comprado pescado y como mil productos asiáticos variados. Esta semana sopitas, ramen, shushi, maki...

Lo que más me ha asombrado es lo que hemos ahorrado y además lo que hemos adelgazado. Aunque creo que no tiene mucho que ver con el pavo, y más con los no accesorios que me he no comido a lo largo del día.


Nombrar a la Guía para sobrevivir dignamente en Granada ha sido solo una escusa para nombrar una guía maravillosa editada por Libros de autoengaño y que me parece una idea genial para fomentar el pequeño comercio, la compra de mercado y de tienda de barrio y ayudarnos entre todos a sacar la cabeza. 
Todo lo comprado para nuestro reto es, evidentemente, de mercado y tiendecitas pequeñas en las que te tratan con amor. Estoy feliz de poder decir que en 2015 solo he entrado en una gran superficie para atravesarla en lugar de rodear la manzana, por la calefacción. 

** Las fotos son del móvil y no me he molestado en retocarlas ni un poquito, perdonadme la vida. 


sábado, 10 de enero de 2015

Margaret, Amy Adams y el amor.

Uno de mis propósitos de año nuevo no confesados (Es el primer año que me los hago de verdad, me temo) es el de recordar, el 2014 me pasó tan rápido como lento y me dió la sensación de haber vivido como tres años con el mismo nombre, por eso este año voy a hacer varias cosas para recordarlo de verdad. Y uno de ellos es escribir sobre las películas que veo y me gustan, o no me gustan.


Ayer hicimos doblete de cosas grandes en el cine, fuimos a ver Big Hero 6, que me pareció divertidisima, maravillosa y muy Pixar (chkchk) y de postre vimos Big Eyes, la útlima película de Tim Burton, de quien había perdido la fe y no me esperaba nada; pero es que la protagonista de la película era Margaret Keane. 

Mi relación con Marggie viene de hace muchísimos años atrás, mi madre me la presentó por algún motivo que no recuerdo y me hizo un retrato al estilo "Keane". Desde ese día la obsesión no hizo más que crecer, gracias a ella descubrí a las Blythe, nacidas a raiz de la muñeca Susi sad eyes, y basadas ambas en su trabajo. Margaret es un referente del arte popular de los 60 de estados unidos y a día de hoy sigue pintando sus chicas de ojos tristes.

Y bueno, os podéis imaginar que con este background, ir a ver la película era obligatorio para mi. Ahora os la voy a contar un poquito - Atención: Si no conocéis la historia de Margaret y Walter Keane hay Spoiler, sutil -


La película, no me pareció en una primera impresión ninguna maravilla. Me pasé todo el rato sufriendo por que conocía la historia y la angustia de ver a una artista aplastada por la personalidad de su marido me generaba una sensación de impotencia horrible, aunque supiera el final, solo quería que llegara y ella fuera una mujer completa y feliz.
Pero me sequé las lágrimas y empecé a analizar lo que había visto.

La película empieza con una imprenta sacando a una velocidad muy loca millones de copias de la obra de Margaret Keane, lo que ya te da pistas de lo que vas a ver. Margaret era una ilustradora en un circuito y una época donde ser artista era algo más, debía ser exclusivo y único. El matrimonio Keane fueron los precursores de las reproducciones, la masificación de obra y la venta de merchandising. Es genial como está contado eso en la película sin dejar de remarcar la poca fuerza que tenían las ilustraciones en el mercado de arte. Frases como "Yo sabía lo que era hacer copias y tener una fábrica antes de que Warhol supera lo que es el tomate" marcan la fama y el antes y el después de los acontecimientos.
No voy a entrar más en el tema de la hisotria porque aparte de eso y del propio biopic, no me ha parecido un guión maravilloso.


El otro aspecto que me gustaría destacar es el diseño de producción. La dirección de arte es maravillosa, estás en todo momento en los 60/70 en San Francisco, y te lo crees. No tiran de tópicos, la ropa y los decorados son naturales, creibles, sencillo y a la vez con muchísima fuerza y esos colores pasteles intensos con los que nos imaginamos todos esa época. Es cierto que la mano de Tim Burton solo se ve en una escena en la que además nos salimos totalmente de la película para destacar "Eh mira, Tim!", pero eso no quiere decir que sea mala. Creo que no es su mejor película, pero ni de lejos es su peor película.


Aunque lo cierto es que creo que si no fuera por Amy Adams, que deja de ser ella para ser absolutamente Margaret Keane, con sus tics, sus gestos y sus ojos; la película no sería ni de cerca lo que ha acabado siendo. El casting me ha parecido un acierto y voy a odiar a Cristoph Waltz durante unos mesecitos...


En resumen; No es una de esas películas que quieres volverte a ver cuando acaban, ni me ha cambiado la vida, ni me ha contado nada nuevo. Pero me ha gustado y la voy a recordar con cariño, creo que incluso me ha reconciliado con Tim Burton.

viernes, 31 de octubre de 2014

Endometriosis ¿De que vas?

¡Cualquier parecido con la realidad me la cuentan!
Hola, a riesgo de pecar de monotemática, voy a explicar en qué consiste la endometriosis, mucha gente me pregunta qué me pasa, cuándo me voy a curar, si es muy grave... Asi que la voy a explicar a mi manera, para que se entienda y no me pregunteis más. Que no me importa, pero es un poco rollo veros con cara de pena ♥

La endometriosis consiste en que el tejido endometrial (Lo naranja), que normalmente debe de quedarse tranquilito dentro de su círculo, e irse solo los cuatro días de regla, pero se viene arriba y monta raves. Las raves pueden ser quistes sobas o adherencias, manolocas. Los quistes, normalmente se abrazan a los ovarios en un intento desesperado de formar parte de ellos, negándose a irse. Los quistes son un poco "lo de menos" duelen un poco, depende a quien ni le duelen (A mi hasta los 6 cm no me empezaron a picar), pero se pueden controlar con medicación. Normalmente no se van, pero podemos hacer que no crezcan o que reduzcan un poco.
Y luego están las adherencias manolocas, que son el colmo. Ellas lo que hacen es unir zonas del cuerpo que no deberían de estar unidas, son parecido a una cicatriz y funcionan para el cerebro como nervios. Las prendas dicen "Asdf", una orden que el cerebro no entiende y como respuesta avisa que ahí hay algo, avisando como mejor sabe hacer rabiandote de dolor.

Estos seres salen porque sí, no es una defensa del cuerpo, no es culpa del portador y nadie tiene ni idea de sus causas. Y además, aveces se salen del dibujo y se van al resto del cuerpo, extendiendo con su fiesta el dolor.



La endometriosis no te mata, no es una enfermedad "maligna", pero es una cabrona. Genera un dolor crónico que no se ve afectado por calmantes normales, es decir cuando estoy mal no me tomo un ibuprofeno y se me pasa, aquí las amigas se rien del ibuprofeno. Se sobrelleva con medicamentos antiinflamatorios más fuertecitos y en extremos, con morfina.
Voy a insistir un poco más: No es un dolorcito, no somos unas quejicas (¡Ay si nos quejaramos lo que nos duele!), no se nos va a pasar. Es un dolor tan fuerte que aveces te impide ponerte derecha o andar. Imaginaros que os doliera siempre y todos los días como si tuvierais una tabla con clavos, ejerciendo muchísima presión en la pelvis. Todo el día, ahora mirad las ganas que se os quedarían de ir de fiesta o de ser simpáticas. Ahora a la pata coja, como es mi caso.

Pero lo peor, y el motivo de por el cual soy tan cansina es que está considerada una enfermedad rara aunque afecta aun 14% de mujeres y es causa de más del 40% de los casos de infertilidad. Suelen tardar en diagnosticártela, por que muy pocos ginecólogos tienen la formación adecuada para saber dónde y qué mirar y los tratamientos que nos dan son un poco prueba y error, cada una de nosotras somos conejillos de indias, por que no existe ningún tratamiento, ni para el dolor ni para curarnos. 


Que me disculpen los sensibles, es por enfatizar lo que no debe ser.

¿Cómo detectarla? El primer signo y más importante: La regla no duele, no dura más de 3 o 4 días y no te convierte en la escena de tu madre se ha comido a mi perro. 
Aunque te digan que es normal no es normal. Ve a que te miren, anda, que te miren bien.
Además de otras señales como que te duela de morirte cuando tienes sexo o que te duele al orinar  y ser muy propensa a infecciones de orina.

Esto es lo que yo he aprendido y he descubierto sobre esta enfermedad, poca o ninguna explicación, pero al menos se de donde viene, que es lo que tengo y como asumirla y vivir con ella. Que no te detenga y no sea la protagonista en tu vida, aunque en momentos de crisis sea difícil. Es una enfermedad crónica y las enfermedades crónicas son una mierda. No tiene más, y bueno, me gustaría decir también a las que padecen alguna que lo digan, que no tenemos la culpa y que se lleva mejor si lo compartes.

Y que si lo quieres compartir mi email es sobrevielart arroba gmail punto com ♥

Endometriosis: Un estilo de vida



Después de casi tres años en los que he sido tratada por un ginecólogo, que aunque encantador y guapo, cada vez que me miraba buscaba en google consejos. Ayer por fin pude pasar consulta con una especialista en endometriosis.
Se llama Bárbara Romero Guadix,
y por fín me escuchó y me habló en mi idioma y en el de la enfermedad, y la pongo en negrita por si alguna chica llega aquí buscando esa información, por que a mi me ha costado un mundo encontrarla. Por lo visto en Andalucía, la endometriosis es solo un proyecto lo cual es vergonzoso, pero no me apetece entrar en eso.
Vengo a decir lo maravilloso que es dar con alguien profesional, que hace bien su trabajo  y te atiende y te escucha y te dice lo que te va a doler y que "es lo que hay" con todo el amor.

No me dió ninguna buena noticia, de hecho me dijo que estoy peor de lo que pensaba, pero me dijo "La endometriosis es un modo de vida, hay que asumir que lo tienes y asumir que no te vas a curar" y me puso un tratamiento. Pero salí de la consulta felíz. Por que a día de hoy notaba que andaba sola, que solo internet me respaldaba (Entrecomillo porque recibo mucho amor, no estoy sola emocionalmente hablando, pero si medicamente hablando).

Ahora solo tengo que seguir el tratamiento y tomar la decisión más importante y difícil de mi vida; por que esta enfermedad es el motivo del 45% de los casos de infertilidad, yo ya tengo una edad y además me ayudaría a la salud...

Lo que no te mata te hace un unicornio 
Y yo ya soy un espécimen difícil de encontrar... No tengo ombligo. 

lunes, 27 de octubre de 2014

Hidden places I

En mi agenda de este año, debajo de la típica lista de Comer mejor, ser más asertiva, ir al gimnasio, pasar menos horas en internet... escribí Ser ilustradora.

Desde hace muchos años me he considerado ilustradora, simplemente por que me parece la profesión más bonita del mundo, no por que la ejerciera ni le hiciera justicia.
Se que es una profesión desagradecida y sobre todo en España, donde se nos trata mal en el mejor de los casos e incluso las grandes editoriales chulean a la hora de pagar. Como es hacer dibujitos, no te cuesta trabajo y eso a ti te gusta y lo haces en un momento, no se valora, ni se respeta. Pero ¿sabéis de lo que me he enterado? ¡En otros paises incluso de pagan los bocetos! Que locura.

En fin, me lio. La cosa estaba en que yo este año (Para mi el año empieza en Octubre, cuando estreno agenda btw) me había propuesto ser ilustradora, y estoy super contenta por que creo que me voy acercando a las metas. He creado porfin un espacio en el estudio donde bajarme a trabajar un par de horas todas las tardes. Es un rincón que no sabíamos que hacer con él por que ni le llega internet siquiera, asi que he utilizado eso a mi favor. Sin distracciones, pongo mi música, obligándome a crear una lista, a coger discos de siempre. No a ir saltando de un tema a oto en spotify ni similares y puedo estar sola, tranquila. A mis cosas.



Aprovechando lo de mi música decidí hacer un ejercicio muy básico que llevo usando toda mi vida para absolutamente todo: Ilustrar música. Mi primera exposición se llamó Dummy porque había sido creada bajo el influjo del mejor disco de Portishead, el primer corto que dirigí se llamó Major Tom, en un intento de dar vida al astronauta de David Bowie y pensé que había llegado el momento de Bjork. Además, aunque la he amado siempre, también la consideraba un poco loca y bastante hippie, pero ahora me siento más cercana a ella, con más necesidad de naturaleza. Así que me pareció buena idea.

La primera ilustración que hice nació de Hidden Place y de Isobel
"He's the beautifullest fragilest. Still strong dark and divine
And the littleness of his movements hides himself.
He invents a charm that makes him invisible.
Hides in the air, Can I hide there too?
Hide in the air of him.
Seek solace. Sanctuary "
"In a forrest pitch-dark
glowed the tiniest spark
it burst into flame
like me"
La segunda ilustración, claramente es Venus as a boy.



Pues todo el mundo dice que soy yo, que es la metáfora de la enfermedad, del dolor rojo de mis entrañas. Será que está claro que hay que ser un torturado para ser artista.
Vale, la endometriosis me tiene muy artita -y un poco monotemática-  pero ha sido sin querer...

martes, 14 de octubre de 2014

Nuestra casa del bosque

Ayer deberíamos haber tenido rodaje, pero las lluvias cancelaron el plan, asi que ya que estábamos con las cámaras y las botas puestas decidimos salir a localizar el otoño.

El camino Jaén-Granada lo he hecho en todas las estaciones como millones de veces desde la vista de águila que te aporta la Alsina y siempre me llamaba la atención en Otoño, los colores de sus árboles, sus pueblos vacíos, con granjas, secaderos, encinas o pinos, dependiendo de la provincia que pises.


Y ayer hicimos ese camino y encontramos nuestra casa del bosque. Una casa que pese a estar abandonada y sin ningún tipo de protección parece haberse mantenido sin apenas visitantes. Y me puse a soñar.



Yo adoro vivir en la ciudad, tenerlo todo a mano, poder bajar casi en pijama a comprar el pan a cualquier hora cualquier día de la semana, que mis gatos sean caseros, y no de campo. Que se escuche bullicio y jaleo; tener músicos debajo del balcón a las 2 y a las 9 y no conocer a mis vecinos... Pero aún así a veces sueño con tener un lugar donde escapar. Ir largos fines de semana, yo a dibujar y él a escribir. A pasear y respirar aire puro. A escuchar el silencio...




Esta casa es perfecta, por que está cerca, tiene piscina y salida directa al bosque. Un bosque mágico que no parece haber sido descubierto por el hombre. No tiene carteles de coto de caza, ni senderos. Los únicos dibujos que había en la tierra eran de la propia lluvia o madrigueras de animales.

Sería tan superguay quedarnos la casa y tener dinerillo para arreglarla. ¡O hacer chas y que se rehabilite sola! Ya me imagino escapándome, sin internet ni preocupaciones, dibujando tirada en una mantita en el bosque. En nuestro bosque...




♥ Las fotos que no son mias, son de @vicentmcloud ♥


jueves, 9 de octubre de 2014

Fast food.

Es curiosa la costumbre que hemos adquirido de exponernos al público, de compartirlo absolutamente Todo, de pensar en voz alta; o más aún, pensar Gritando.

En tres días sin redes sociales tipo "fast-food" me he tenido que pegar en la mano por una cosa que no era la que yo pensaba. Yo creía que mi adicción mayor era el cotilleo, el "qué hace la gente?" "¿Qué estarán hablando?" "¿Qué habrá pasado?" "Oh mira una foto!" "F5", "F5", "F5", pero no. Lo que más trabajo me está costando es no compartir lo que suena en mi cabeza, una canción, una foto estúpida, otra canción...

Empiezo a pensar que la pérdida de identidad y el interés por los demás tiene un poco su culpa en eso. Ya no hay motivo para quedar con un amigo y que te cuente los discos que ha descubierto o la película que vió el otro día y que le dejó totalmente fascinado. Por que lo sabemos todo, hablamos de sobre información, pero es una sobre información personal, y por lo tanto, esa intimidad que defendíamos tan fuerte a finales de los noventa, cuando nació internet, la hemos pisoteado y destruido con saña y con gusto. Ahora tus conocidos saben casi tanto o más de ti que tus amigos, y consideras amigos a los que no lo son realmente, pero te dan muchos me gustas y pierden su vida en comentarte todas las actualizaciones. Como hacía yo.

Aunque me dolió por no tener momentos de absoluta felicidad, es maravillosa y viene al caso, en serio.
Hace unos meses puse una publicación muy puta en mi muro y recibí cientos de megustas y de "ánimo, tu puedes" pero solo me escribieron por privado o me llamaron por teléfono cuatro o cinco personas. Personas que no usan redes sociales prácticamente nada, que viven su vida y apenas se les nota que están ahí porque no clican a Megusta a cada chorrada que pongo. Pero me llamaron todos con una misma conclusión a la que llevo dándole vueltas unos meses, desde entonces.
Todos vamos tan rápido, tan a lo nuestro que no miramos a nuestro alrededor, pensamos que nuestros problemas son enormes y son los únicos problemas, que todo el mundo debe atendernos y si no, da igual, no los necesitamos. Hay más gente, o estamos nosotros. 

Nos hemos convertido en comida rápida.

Pero yo sigo con mi performance, volviendo a la forma de vida del año 2 a.RRSS (Antes de las redes sociales); un blog personal, muchas horas de dibujo, de cafés, de cervezas con los amigos, de quedar para jugar a juegos o para dibujar. De notar el tu a tu y de que en lugar de un smiley haya una expresión.
Llevo tantos años detrás de una pantalla que me resulta raro, pero por eso es mi performance personal.